REGIONES FISIOGRAFICAS DE MEXICO

El territorio mexicano, limita al Norte con Estados Unidos de América, y al Sur con Guatemala y Belice. Las aguas del golfo de México lo limitan por el Este, mientras que las del océano Pacífico lo hacen por el Oeste. La jurisdicción federal mexicana se extiende, además del territorio continental de la república, sobre numerosas islas cercanas a sus costas. La superficie total del país es de 1'964.382 km², suma de la superficie continental e insular. La capital y ciudad más grande es la ciudad de México.

El territorio de los Estados Unidos Mexicanos, según la Constitución de 1917, se divide en 31 estados y un Distrito Federal, que alberga la sede de los poderes federales. Los estados son los siguientes: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Geografía Física

En una visión de conjunto, las principales regiones fisiográficas pueden agruparse de la siguiente forma:

Las Altiplanicies del Interior

Estas regiones interiores del territorio están enmarcadas en su mayor parte por las cordilleras de Sierra Madre Oriental y Sierra Madre Occidental. El gran bloque mesetario bascula hacia el Norte, es decir, disminuye de altitud en la dirección antes indicada. Algunos relieves transversales de moderada elevación la dividen en dos grandes conjuntos: la llamada Altiplanicie del Norte, que se extiende desde la frontera norteamericana hasta las regiones de Aguascalientes y San Luis Potosí y la conocida meseta de Anáhuac, localizada en el centro del país. En la primera, el relieve aparece diversificado por una alternancia de colinas y sectores deprimidos o bolsones. La segunda, o meseta de Anáhuac, limitada al Sur por la Cordillera Transversal Volcánica, es una verdadera cuenca interior a más de 2,000 metros de altitud, salpicada de vez en cuando por pequeñas extensiones lacustres.

Sierras Madre Oriental y Occidental

La primera de estas cordilleras empieza en el Norte, en la serranía del Burro, en Coahuila, y continua hacia el Sureste hasta la Sierra de Pachuca. Formada por material calizo predominante, plegado ya durante las últimas fases del Secundario, mantiene una altitud media de unos 2,000-2,500metros. la segunda orla montañosa, con una dirección Noroeste a Sureste algo similar a la anterior, se extiende desde la Frontera con Estados Unidos de Norteamérica en el Norte, hasta el valle del río Santiago, en el Sur.
Tiene unos 250 kms., de anchura media y alcanza altitudes superiores a los 3,000 metros. Las profundas gargantas que entallan sus ásperos relieves forman a menudo panoramas de gran belleza.
La Sierra madre Occidental surgió durante el Terciario medio y por lo tanto es más reciente que la Sierra madre Oriental. Las grandes fracturas originadas durante el proceso orogénico permitieron la ascensión de grandes masas ígneas que cubrieron vastos sectores del conjunto.

Cordillera Transversal Volcánica o Eje Volcánico

Esta cordillera constituye una orla montañosa transversal de orígen volcánico que se extiende entre los litorales del Atlántico y del Pacífico en la región meridional de la meseta central. En dicha alineación volcánica se yerguen la cumbre del Popocatépetl, 5,452 metros de altitud, y el Pico de Orizaba o Citlaltépetl, que con sus 5,700 metros de altitud sobre el nivel del mar es la máxima elevación de todo el relieve del país.

Sierra Madre del Sur y las Sierra de Chiapas

Situada en la región Suroeste de México, la Sierra Madre del Sur supera los 3,500 metros de altitud. Es de formación relativamente reciente, puesto que data de fines del terciario. Entre sus pliegues afloran las rocas metamórficas y retazos del substrato granítico. Las sierras de Chiapas y Guatemala constituyen un conjunto de relieves situados en las regiones más meridionales del país, más allá del istmo de Tehuantepec.

 

La Llanura del Golfo de México y la Península de Yucatán

La llanura costera que se extiende a lo largo del Golfo citado empieza de hecho en territorio norteamericano y se continúa en territorio mexicano hasta la península de Yucatán, en el extremo meridional. Está formada por sedimentos pleistocénicos y cuaternarios que se asientan a su vez sobre mantos de calizas, areniscas y margas del terciario y asciende suavemente hacia el interior hasta entrar en contacto con los relieves de las cor5dilleras.
Los ríos que descienden de la Sierra Madre Oriental han contribuido poderosamente con sus aluviones a la formación de la llanura. En algunos sectores litorales abundan áreas pantanosas y las lagunas; en otros, por el contrario, la llanura se hace muy estrecha al verse dominada por ramales montañosos que avanzan hacia el mar. Más el Sur aparece sobre calizas que dan origen a un relieve cárstico y numerosas corrientes de agua subterráneas.

El Noroeste

En esta parte del territorio mexicano destacan tres accidentes naturales: a) las llanuras costeras de Sonora y Sinaloa; b) el golfo de Baja California, y c) la península homónima. Las regiones llanas costeras se encuentran limitadas al Este por los primeros contrafuertes de la Sierra Madre Occidental, algunos de cuyos relieves las accidentan. La llanura de Sonora es una región semidesértica que descansa sobre un estrato de rocas metamórficas, sedimentarias y volcánicas, recubiertas a menudo por una masa de aluviones de piedemonte.
Al Sur de Sonora empieza la llanura de Sinaloa, drenada por varios ríos procedentes de la Sierra Madre Occidental. En la costa, poco accidentada en general, abundan los sectores pantanosos. El golfo de la Baja California, entre la península homónima y las costas de Sonora y Sinaloa, es una prolongación meridional de la Gran Cuenca o Great Basin del Sur de California, invadida hoy en la parte mexicana por las aguas del mar.

En realidad, se trata de una depresión o graben dominada hacia el Oeste por el horst de la península del mismo nombre. Esta última constituye una larga franja de terreno que se extiende, de Norte a Sur, en unos 1,800 km., de longitud y unos 100 km., de anchura, entre el golfo homónimo al Este y el océano Pacífico al Oeste. La parte oriental se encuentra accidentada por las sierras de Juárez, San Pedro Mártir y La Giganta, cuyas cimas más elevadas superan los 3,000 m de altitud. Esta orla montañosa principal presenta una pendiente abrupta hacia el Este y desciende más suavemente hacia el Oeste hasta entroncar con las llanuras de la parte suroccidental de la península, las cuales se asientan sobre conglomerados y otras rocas sedimentarias, así como buen número de cenizas volcánicas. La línea de costa se encuentra a menudo accidentada por barras y lenguas arenosas.

 

 

 

Condiciones Climaticas

 

 

< - regresar